TIPS PARA HACER UN BUEN USO DE LAS MULETAS

Como Biosuministros es tu mejor aliado queremos brindarte la mejor experiencia al usar tus muletas, así que hemos traído esta información de tu interés. Aquí tienes algunos consejos para hacer un buen uso de las muletas:

  1. Ajusta correctamente las muletas: Asegúrate de ajustar la altura de las muletas para que sean cómodas y se adapten a tu altura. Las empuñaduras deben estar a la altura de tus caderas cuando estés de pie y el ángulo de flexión de tus codos debe ser de aproximadamente 20 a 30 grados.
  2. Aprende a caminar con las muletas: Comienza a caminar lentamente, mantén las muletas a cada lado de tu cuerpo y coloca primero la muleta en el suelo, seguida del pie sano y luego el pie afectado. Intenta mantener un ritmo constante y asegúrate de mantener el peso en tus brazos y no en tus axilas.
  3. Subir y bajar escaleras: Para subir escaleras, coloca las muletas en una mano y sostén el pasamanos con la otra. Comienza subiendo el pie sano y luego el pie afectado. Para bajar escaleras, coloca primero las muletas en el escalón inferior, luego baja el pie afectado seguido del pie sano.
  4. Utiliza zapatos antideslizantes: Asegúrate de usar zapatos antideslizantes mientras caminas con muletas para evitar resbalones o caídas. Los zapatos con suela de goma proporcionan una mejor tracción y estabilidad.
  5. Evita superficies resbaladizas: Mantente alejado de superficies resbaladizas o mojadas, como pisos encerados o suelos mojados. Estas superficies aumentan el riesgo de caídas.
  6. No apoyes las muletas en escaleras u otros objetos: Evita apoyar las muletas en escaleras, muebles u otros objetos, ya que pueden deslizarse y causar una lesión.
  7. Mantén un entorno despejado: Asegúrate de mantener tu entorno libre de obstáculos, como alfombras sueltas, cables o juguetes en el suelo. Esto reduce el riesgo de tropezar mientras te desplazas con las muletas.
  8. Pide ayuda cuando la necesites: Siempre solicita ayuda cuando necesites subir o bajar objetos pesados, abrir puertas o acceder a áreas difíciles de alcanzar. No tengas miedo de pedir ayuda, especialmente si tienes dificultades para equilibrarte.
  9. Practica la movilidad: Intenta realizar ejercicios y estiramientos suaves recomendados por tu médico o fisioterapeuta para mantener la movilidad en el resto de tu cuerpo mientras usas las muletas.
  10. Sigue las instrucciones médicas: Asegúrate de seguir las instrucciones proporcionadas por tu médico o fisioterapeuta sobre el uso adecuado de las muletas, la duración del uso y cualquier otra recomendación específica para tu situación.

Recuerda que es importante consultar a un profesional de la salud, como un médico o fisioterapeuta, para obtener instrucciones personalizadas sobre el uso adecuado de las muletas, ya que cada situación y lesión pueden requerir consideraciones específicas.

BIOSUMINISTROS ES TU MEJOR OPCIÓN A LA HORA DE COMPRAR TU MULETA
USO ADECUADO DE MULETAS

Todas las muletas son comercializadas por la compañía Biosuministros Hospitalarios

En Biosuministros Hospitalarios te explicamos cual es el uso adecuado de las muletas que es fundamental para garantizar la seguridad y comodidad durante la movilidad. A continuación, te proporcionamos algunos consejos sobre el uso de muletas:

Ajuste adecuado: Asegúrate de ajustar las muletas a la altura correcta. Cuando estés de pie, la parte superior de las muletas debe estar aproximadamente a 2-3 dedos debajo de las axilas. El ángulo del codo debe ser de aproximadamente 20-30 grados cuando sostienes las empuñaduras de las muletas.

Distribución de peso: Al caminar con muletas, es importante distribuir el peso correctamente. Comienza colocando las muletas un poco adelante de tu cuerpo, luego mueve el pie afectado o lesionado hacia adelante. A continuación, lleva el peso a través de tus manos y brazos mientras te impulsas hacia adelante con las muletas. Finalmente, lleva el pie no afectado hacia adelante.

Apoyo y equilibrio: Apoya tus manos firmemente en las empuñaduras de las muletas para mantener un buen equilibrio. No te apoyes en las axilas, ya que esto puede causar molestias o lesiones. En su lugar, mantén una ligera presión con las axilas para ayudar a estabilizar el cuerpo.

Subir y bajar escaleras: Para subir escaleras, coloca las muletas en la mano opuesta a la barandilla. Sujeta la barandilla con una mano y sostén las muletas en la otra. Luego, sube el pie no afectado a la escalera y luego el pie afectado junto con las muletas. Para bajar escaleras, coloca las muletas en la mano del mismo lado que la barandilla y baja el pie afectado seguido del pie no afectado.

Superficies irregulares: Ten cuidado al caminar sobre superficies irregulares o resbaladizas. Asegúrate de utilizar calzado adecuado y prestar atención al terreno para evitar caídas.

Recuerda seguir las recomendaciones de tu médico o fisioterapeuta en cuanto al uso de las muletas y la técnica adecuada para tu situación específica. Si tienes alguna duda o dificultad, no dudes en buscarnos para asesorarte.